La Orientación Sexual

//La Orientación Sexual

La Orientación Sexual

Hace unos días estaba hablando con nuestra hija sobre el nuevo miembro de la familia. Y le pregunte, ¿sabes si será niño o niña?
su respuesta:

la verdad… todavía no lo sé. No se si lo ha decidido.

Me dejó sorprendido su respuesta, y le seguí preguntando:

¿No lo ha decidido?

– No papá, yo también lo decidí cuando estaba dentro de mama. Me plantee como quería vivir y decidí ser niña.

Me dejó pensativo.

Científicamente se sabe que los primeros meses no se forma la parte sexual masculina, eso significa que todos somos o partimos de la misma base! Todos somos niñas!
Al parecer luego decidimos algunos crear o formar ese envoltorio masculino.
Entonces llegó mi comprensión de la homosexualidad, heterosexualidad…. todo tipo de relaciones.

Si todos en nuestro interior nos basásemos en la raíz de lo que somos, esos conceptos no tendrían sentido. Todos partimos de la misma premisa.
Si dos heterosexuales se juntan, se han unido dos femeninos, soló que uno de ellos envuelto en lo masculino, disfrazado de lo masculino.
En el caso de los homosexuales masculinos, son dos femeninos envueltos en lo masculino.
Y en el caso de las homosexuales femeninas, son dos femeninos, manteniendo la esencia de partida.

Desde este concepto de visión, todos somos iguales soló que unos nos disfrazamos o nos envolvemos en esa energía masculina.

De ahí que las mujeres tienen más fácil acceso a la intuición, a esa parte femenina. Los hombres primero tenemos que atravesar esa capa de energía masculina para llegar a sentirnos y envolvernos de nuevo de esa energía femenina y con ello vibrar con su esencia.

Todos si miramos desde la base de nuestro ser, somos un corazón latiendo. Latiendo para tomar la vida, tomar la esencia de lo que es la vida. Sentir y aprovechar la experiencia de latir cada segundo para sentir la vida en todo su es;plendor, dentro de nuestro cuerpo. En nuestro corazón la vibración de esa vida, el oleaje de emoción que nos crea el transcurso del tiempo.

Todos tenemos ese corazón latiente desde nuestros principios y si nos miramos desde el corazón , todos somos iguales. Ya que todos nacemos de un padre y una madre.

2018-06-01T07:08:06+00:00 2 de febrero del 2017|

Sobre el autor: